top of page
Buscar
  • augargar

El yoga y los estados mentales

Actualizado: 7 jun 2020


Cuerpo y mente están en continua interacción. Son, en definitiva, una sola entidad. Y es que solo cuando alcanzamos la armonía entre ambos logramos comprendernos a nosotros mismos y autorrealizarnos. Cuando tenemos problemas de salud se genera un desequilibrio a nivel mental (chittavrittis), un desajuste que el yoga puede ayudar a restablecer gracias a las asanas y el pranayana.


Según Patanjali, autor de “Los sutras del yoga”, existen cinco estados mentales básicos: embotado, distraído, disperso, concentrado y controlado.


En el nivel más bajo, embotado o también llamado mudha, la persona está poco dispuesta a actuar o incluso a reaccionar. Se trata de un estado no permanente, que suele estar provocado por una experiencia traumática o difícil tras la cual es complicado tomar el control de la vida de uno mismo. Muchos incluso llegar a vivir en la apatía. Con frecuencia aparecen problemas de insomnio o sueño excesivo, así como un consumo incontrolado de alimentos o sustancias que intentan tapar estos síntomas. El yoga se convierte entonces en fundamental para salir de este estado de derrota y recobrar el optimismo y la energía perdida.


En el estado mental distraído o ksipta, los pensamientos y sentimientos están en continua fluctuación y no dejan ningún tipo de huella duradera, no cumplen ningún propósito. A la persona le cuesta concentrarse en un fin. La práctica de yoga de forma continuada ayuda en estos casos a generar quietud mental.


La denominada mente dispersa o viksipta es el estado mental más común. En ella, aunque el cerebro está activo, no tiene una dirección firme y alterna entre la falta de confianza y la indecisión. El yoga ayuda en este caso al equilibrio mental, gracias en gran parte a la disciplina de la práctica y a la focalización de las posturas que se trabajan.


El cuarto nivel, llamado eagra o estado de atención o concentración mental es uno de los niveles más altos de los cinco que postula Patanjali. Se considera un relejo de un nivel superior de existencia. La mente logra en este caso enfrentarse a las aflicciones y obstáculos y superarlos, ya que posee una dirección y conciencia y vive en el presente. No se ve afectada por las circunstancias externas.


El más elevado de los estados mentales se denomina niruddha o menta controlada y quieta. Dice Patanjali que tan solo se puede lograr este estado a través de la práctica de yoga, lo que permite que el individuo se centre solamente en una sola actividad, sin distraerse y sin perder la concentración. Porque cuando el cerebro está estable, el intelecto está en paz y equilibrado y por tanto se ha iniciado el camino al conocimiento.


541 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


Publicar: Blog2_Post
bottom of page